logo-colegios

Volver al Portal

Vacaciones: un espacio de aprendizaje entretenido

Comenzaron las vacaciones y con ella se abre un nuevo espacio para el conocimiento y el aprendizaje, uno más sutil que los datos, las fechas y los números. El mar o el bosque, la naturaleza en general puede ser un excelente escenario para el desarrollo intelectual y el aprendizaje cognitivo de niños y adolescentes. Plantas, aves, insectos: un mundo que despierta la imaginación y un acercamiento, involuntario y concreto al mundo de las ciencias y las emociones.

No es necesario ir muy lejos, una caminata por el parque, conquistar la cima de algún cerro o, recorrer la bahía de algún balneario. La naturaleza es una maestra de excelencia, siempre nos ofrece algo que aprender, algo nuevo o algo que nos sorprende y que suscita emociones que luego son importantes para construir el conocimiento.


El año de 2005 Richard Louv ocupa por primera vez el término de Síndrome de Déficit de Naturaleza en su libro “Last Child in the Woods” (El último niño de los bosques), para referirse a un mal que afecta a niños que viven alejados del contacto con entornos naturales y que se manifiesta en forma de obesidad, estrés, trastornos de aprendizaje, hiperactividad, fatiga crónica o depresión, entre otros síntomas. Por lo mismo se hace indispensable poder contrapesar las horas académicas en aula con espacios al aire libre y en contacto con la naturaleza.

El contacto con la naturaleza genera una serie de beneficios en el desarrollo de los niños: aumentan su capacidad de observación de concentración y autodisciplina, mejora la coordinación física y la imaginación, incrementa la habilidad para divertirse y colaborar en grupo.
Shinrin Yoku (Baño de bosque)

Un ejemplo de los múltiples benéficos que nos puede ofrecer la naturaleza es el denominado “Shinrin-Yoku” o “baño de bosque”.

Shinrin-Yoku” vocablo acuñado en 1982 por el gobierno Nipón pero inspirado en el anciano y practicante budista Shinto, consiste en dejar que la naturaleza entre por los cinco sentidos, un “baño de bosque”, como lo llaman los anglosajones. Se trata de dar paseos por un entorno natural poniendo atención al olor que desprenden las plantas, el ruido del viento en las hojas de los árboles y toda la gama de colores y texturas que el entorno nos ofrece.

Escrito por: Administrador Colegios Alcántara-Alicante | Categoría(s): Culturales, Deportivas-y-extraescolares | en enero 2020

Tenemos para ti una importante información desde la empresa de contabilidad

¡Haz click acá para verla!