ciberbullying

Ciberbullying: la opinión de Common Sense

El ciberbullying es causa de preocupación de muchos padres, a continuación te explicamos qué es y cómo prevenirlo.

Algunos datos sobre el ciberbullying:

  • El ciberbullying que se experimenta más habitualmente es cuando alguien toma un mensaje de correo electrónico, un mensaje instantáneo o un mensaje de texto privado y lo reenvía a otra persona o publica la comunicación en un lugar público.
  • El 38% de las chicas que están en línea informan que se las intimida, en comparación con el 26% de los chicos que están en línea.
  • Casi 4 de cada 10 usuarios de redes sociales (39%) han sido victimas del ciberbullying, en comparación con el 22% de los adolescentes en línea que no usan redes sociales (todos de Pew, 2007).

Lastimar a alguien con un simple clic

Difundir rumores e intimidar no es nada nuevo. Los niños y adolescentes siempre han encontrado maneras de ser crueles entre sí. Pero los niños y adolescentes de hoy en día deben hacerle frente a algo mucho más siniestro: el ciberbullying. Actualmente los niños y adolescentes usan sus teléfonos celulares y computadoras para lastimarse, humillarse y hostigarse entre sí. Y está alcanzando proporciones exponenciales.

No sólo están recibiendo comentarios desagradables, sino que también les llegan mensajes de texto denigrantes, fotos vergonzosas y sondeos de opinión despreciativos. Este tipo de acoso cibernético es especialmente preocupante porque es constante, general y muy, muy público.

¿Qué es el Ciberbullying?

Ya sea que se trate de crear una página falsa en Facebook o Instagram para hacerse pasar por otro estudiante, enviar una y otra vez mensajes de texto e imágenes hirientes o publicar comentarios crueles en Internet, el ciberacoso puede tener un efecto devastador. Los comentarios desagradables, las mentiras, las fotos y los videos vergonzosos, y los sondeos despreciativos se pueden difundir ampliamente mediante mensajes instantáneos o de texto, y a través de publicaciones en sitios de redes sociales.

Puede ocurrir en cualquier momento, en la escuela o en el hogar, y puede implicar a grandes grupos de niños o adolescentes. La combinación entre el atrevimiento que genera el anonimato y el deseo de que se lo considere “atractivo” puede hacer que un niño o adolescente, que cara a cara normalmente no diría nada cruel, presuma para otros. Como sucede en el ciberespacio, puede pasar completamente inadvertido para padres y maestros.

Por qué es un tema importante

Nada doblega más rápido la confianza en sí mismos de niños y adolescentes que la humillación. Y sólo imagine una humillación pública enviada en forma instantánea a todos los que conocen.

Lamentablemente, la información hiriente que se publica en Internet es sumamente difícil de evitar o eliminar, y millones de personas pueden verla. La mayor parte de la intimidación por Internet se produce cuando los adultos no están cerca, de modo que los padres y maestros a menudo sólo ven la depresión o la ansiedad que surge de ser lastimado o intimidado. Se trata de un daño emocional que puede durar toda la vida.

Cómo evitar el Ciberbullying

  • Deles un código de conducta. Dígales que si no le dirían algo a alguien en la cara, tampoco deberían hacerlo mediante un mensaje de texto, un mensaje instantáneo o publicándolo.
  • Pregúnteles a sus hijos si conocen a alguien que haya sido victima de acoso cibernético. Algunas veces se abrirán con respecto al dolor de otros antes de admitir el propio.
  • Establezca consecuencias para la conductas intimidatorias. Si sus hijos contribuyen a degradar y humillar a la gente, dígales que les quitará sus privilegios con respecto al uso del teléfono y de la computadora.

Cómo prevenir el ciberacoso – niños de escuela primaria

  • Mantenga la socialización en línea al mínimo. Deje que sus hijos usen sitios como Webkinz o Club Penguin donde el chat está escrito o filtrado de antemano.
  • Explique los conceptos básicos del comportamiento cibernético correcto. Dígales a sus hijos que cosas tales como mentir, contar secretos y ser cruel igual lastiman en el ciberespacio.
  • Dígales que no deben compartir sus contraseñas con sus amigos. Una forma habitual de intimidación por Internet es cuando los niños o adolescentes ingresan en la cuenta de correo electrónico o de una red social de otro y envían mensajes falsos o publican comentarios vergonzosos. Los niños se pueden proteger de esto si aprenden al comienzo que las contraseñas son privadas y que sólo las deben compartir con sus padres.

Cómo prevenir el ciberbulliying – niños de escuela primaria de escuela media

  • Controle su uso. Mire qué están publicando, controle sus mensajes móviles y hágales saber que está atento a sus actividades.
  • Dígales a sus hijos qué hacer si los hostigan. No deben responder ni tomar represalias, deben bloquear a los intimidadores de inmediato y deben informarle a usted o a algún adulto en el que confíen. No deben borrar los mensajes, porque en los casos persistentes el contenido se debe denunciar al proveedor de telefonía celular o al proveedor de servicios de Internet.
  • Si su hijo es quien intimida, establezca consecuencias estrictas y adhiérase a ellas. Eso va para los comentarios crueles o sexuales sobre maestros, amigos y parientes.
  • Recuérdeles que toda la información privada se puede hacer pública. Las publicaciones en los muros de los amigos, los mensajes instantáneos privados, las fotos íntimas y las bromas privadas se pueden cortar, pegar y hacer circular. Si no quieren que el mundo lo vea, mejor que no lo publiquen ni lo envíen.
  • No comiencen lo que no quieren terminar. El chat en los juegos en línea y los mundos virtuales se puede poner feo rápidamente. Asegúrese de que sus hijos sean respetuosos, porque las represalias hirientes se producen todo el tiempo.

Consejos para evitar el ciberacoso – adolescentes de escuela secundaria

  • Dígales a sus hijos que piensen antes de revelar. A esta edad, los adolescentes experimentan con toda clase de actividades, muchas de las cuales no se deben hacer públicas. Recuérdeles a sus hijos que cualquier cosa que publiquen puede ser usada en forma indebida por otra persona.
  • Recuérdeles que no son tan grandes como para no pedirle su ayuda. Hay cosas que algunos niños y adolescentes pueden manejar por sí mismos, pero algunas veces simplemente necesitan ayuda. Recurrir a sus padres no es infantil; es seguro.

Fuente: Common Sense Media

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>