logo-colegios

Sitio Optimizado para Google Chrome y Explorer 9 o superiores

La importancia del “Buen Humor” en la educación

ni_F1os_20riendoInteresantísimo artículo publicado en Educarchile que hace referencia a la importancia de reír y de traspasar a nuestros hijos una visión de la vida en donde el buen humor y la alegría son protagonistas.

A todos nos gusta reír. Y a los niños especialmente: festejan las bromas, disfrutan las expresiones de buen humor y alegría. Por eso es importante crear el hábito de divertirse en el ámbito familiar. No se trata de organizar una fiesta. No tiene nada que ver con un grupo de personas aplaudiendo un show cómico. Sino del ejercicio de pasarla bien en cualquier momento del día: durante la comida, en el camino de casa a la escuela; ordenando el cuarto y, por supuesto, también en las vacaciones.

La risa es un poderoso mecanismo de defensa, una eficaz herramienta para enfrentar los conflictos y superar la adversidad. El buen humor y el optimismo se asocian a un sistema inmune fuerte y a la salud mental. Los especialistas los destacan como los mejores mecanismos de defensa que tenemos los seres humanos para enfrentar los malos momentos.

La alegría es salud

ninos-riendoG

Si así son las cosas y la risa es una de las expresiones que más beneficios nos aporta: ¿por qué a medida de que crecemos vamos opacando nuestro buen humor?, ¿en qué momento dejamos de ser personas alegres, divertidas?

Llevados por las preocupaciones propias de la vida adulta, los padres pasamos la mayor parte del tiempo corrigiendo y retando a los niños. A medida que nuestros hijos crecen y empezamos a sentir la responsabilidad de su educación nos ponemos exigentes; y a veces, incluso, intransigentes. Dejamos de lado la alegría y el buen humor, que deberían ser parte del aprendizaje y crecimiento. Así nos olvidamos de pasar tiempo divirtiéndonos con nuestros hijos, cuando en realidad podemos —debemos— asumir nuestra tarea de educar de modo divertido. Los psicólogos señalan que los niños a los que se les ha potenciado el buen humor reflejan un mayor desarrollo mental, cognitivo y también emocional. Si tienes en cuenta, entonces, que la alegría y el buen humor se imitan, se inculcan, se contagian –y se educan– en tu casa intentarás:

1.- Incentivar la risa de tus hijos desde la más temprana infancia, desarrollar en ellos una actitud lúdica.
2.- Reforzar los momentos en que el niño expresa alegría o está de buen humor;
3.- Generar espacios de diversión, crear un ambiente positivo y cordial y compartir experiencias placenteras, momentos de diversión con los pequeños.
4.- Interpretar la risa como un apoyo y no como una burla
5.- Inculcar una actitud de respeto y generosidad que no condice con reírse a costa de las debilidades ajenas. Es recomendable comprobar el tipo de humor que ven nuestros hijos en la televisión. A menudo, los programas televisivos recurren a un humor que aprovecha las debilidades de los demás para hacer reír. Podemos hacerles ver a los niños que a ellos ni a nadie les gusta ser blanco de risas y burlas.

Escrito por: admin | Categoría(s): Ser Padres | en mayo 2012