logo-colegios

Sitio Optimizado para Google Chrome y Explorer 9 o superiores

Decálogo para el buen uso de internet en la familia

6

Las ventajas de Internet son más que conocidas, pero cuando el uso de ésta no es controlado puede comenzar a causar problemas y no solo en el proceso de aprendizaje sino que también en la conducta social de los jóvenes. Juegos  de consola, televisión, Internet, son muchas las interferencias que  hoy pueden alterar el proceso de aprendizaje de los alumnos, pero Internet por sus características se presenta como el más riesgoso. No siempre lo que reciben de Internet es apropiado, hay una alta exposición a la violencia, la pornografía y el fanatismo. Por esto todos los expertos concuerdan en que debe existir la supervisión de un adulto sobre el contenido que nuestros hijos ven.


Decálogo para el buen uso de internet en la familia:

1. No colocar el ordenador en la habitación de su hijo/hija. Situarlo en un lugar de uso compartido que facilite la supervisión y evite el aislamiento.

2. Establecer un horario de uso del ordenador. Se recomienda que para el ocio se destinen los fines de semana.

3. Limitar el tiempo que están conectados, no más de una hora chateando ni más de dos horas navegando. Evitar su uso más allá de las 22 ó 24 horas. Reducir su uso durante el periodo de estudio para evitar distracciones.

4. Durante el periodo de estudio hay que evitar que el ordenador esté encendido. No dejar conectado el Messenger o chat mientras se estudia pues impide la concentración.

5. Emplear tiempo con ellos/ellas navegando por Internet, enseñándoles páginas interesantes y a planificar el uso de Internet.

6. Aconsejarles que cuando se encuentre con un contenido que le incomode, violente o le haga sentir mal se lo comunique. Esto permitirá dialogar con ellos/ellas ayudándoles a formar su conciencia moral.

7. Si no controla el uso que su hijo/hija hace de Internet recurra a herramientas de control, como bloquear el acceso a contenidos peligrosos o consultar el historial de páginas visitadas por su hijo/hija.

8. No prohibir, pero sí vigilar. Controlar el tiempo y los contenidos.

9. La formación integral de su hijo/hija requiere un equilibrio entre el tiempo dedicado a la lectura, la televisión, el móvil, Internet, hacer deporte, estar con los amigos y estudiar.

10. Reserve momentos tranquilos para facilitar la comunicación entre los miembros de la familia: comer y cenar juntos sin televisión, sin prisas.

Escrito por: admin | Categoría(s): Ser Padres | en octubre 2012