logo-colegios

Sitio Optimizado para Google Chrome y Explorer 9 o superiores

Alimentos para fortalecer el sistema respiratorio

TITULARConozca como disminuir los riesgos y prevenir los síntomas más comunes de los problemas respiratorios a través de datos nutricionales.

El buen funcionamiento de nuestros sistemas biológicos es el resultado de la combinación de una serie de variables. Es por ello que, además de una alimentación sana y equilibrada, nuestro Sistema Respiratorio depende también de la actividad física y -sobre todo  en invierno- de ambientes ventiladosy libres de agentes contaminantes.

¿Qué alimentos debemos incorporar en nuestra dieta para mejorar el funcionamiento de nuestro sistema respiratorio?

La presencia de vitaminas o minerales, así como a la de ciertos fotoquímicos, las frutas y verduras actúan como excelentes antioxidantes; reducen el estrés al que se someten las vías respiratorias.

Los cítricos, debido a la presencia de vitamina C, presente en pomelos, mandarina, limones y naranjas, ayudan a reforzar las defensas y a fortalecer el sistema inmunitario.

Los rábanos contienen compuestos azufrados, capaces de eliminar la mucosidad bronquial y por su presencia de folatos, refuerza las defensas.
Por sus compuestos azufrados, la cebolla mejora la actividad mucolítica y antiinflamatoria de las mucosas; ayuda a mejorar la tos, ya que favorece la humedad de las vías respiratorias y ayuda a expulsar las flemas.

El ajo, por su contenido en anilina, es un excelente antibiótico, posee propiedades antisépticas, depurativas y bactericidas; es expectorante y desinflamante y muy adecuado para casos de bronquitis, gripe y tos.

La vitamina A, por su carácter antioxidante, protege frente al daño de los radicales libres, lo que contribuye a evitar el envejecimiento prematuro de las células del sistema respiratorio, así como del cáncer de pulmón.

omega-3_nuecesLas vitaminas C y E también cumplen un doble propósito en la salud del sistema respiratorio. A las cualidades antioxidantes de ambas, se suma el refuerzo que dan al sistema inmunitario. El consumo de alimentos ricos en estos nutrientes proporciona una mayor protección al organismo frente a las infecciones, una de las causas de deterioro de la función respiratoria. Un zumo de naranja natural al levantarse es un buen refuerzo de vitamina C y un puñado de frutos secos cada día es una buena garantía para aportar vitamina E

Los expertos en enfermedades respiratorias también inciden en el papel protector de los ácidos grasos omega 3 por su papel antiinflamatorio de las mucosas de las vías respiratorias.

Escrito por: admin | Categoría(s): Nutrinoticias, Sin categoría | en agosto 2012